¡Únete a un equipo!

En un cierto punto del juego, te pedirán que te unas a un equipo. Elige el mismo equipo que tus amigos para trabajar en equipo ¡o dividíos y jugad como rivales! Una vez que te unas a un equipo, podrás asignar un Pokémon que hayas atrapado a un Gimnasio vacío o a un lugar donde un miembro de tu equipo haya colocado uno de sus Pokémon.

Recuerda que los miembros del equipo pueden no ser amigos tuyos en la vida real, así que ten cuidado con lo que les cuentas sobre ti.

Reclamar Gimnasios

Una vez que te unas a un equipo, podrás asignar un Pokémon que hayas atrapado a un Gimnasio vacío o a uno donde un miembro de tu equipo haya colocado uno de sus Pokémon. Al igual que las Poképaradas, los Gimnasios pueden encontrarse en lugares reales del mundo y, como cada jugador puede colocar solo un Pokémon en un Gimnasio en particular, los miembros del equipo deberán trabajar juntos para lograr una defensa fuerte.

Cuando se une un Pokémon a un Gimnasio vacío, el equipo de ese Entrenador toma control de ese Gimnasio.

Prestigio

Cada Gimnasio tiene un nivel de prestigio que determina lo difícil que será hacerse con su control. Entrenar Pokémon en tu Gimnasio aumentará su prestigio, mientras que perder combates contra los Pokémon de los otros equipos lo disminuirá.

Añade Pokémon y entrena en tu Gimnasio lo suficiente, y su prestigio subirá de nivel.

Entrenamiento en Gimnasios

Si visitas un Gimnasio que ya está controlado por tu equipo, puedes entrenar allí ¡combatiendo contra Pokémon de tu propio equipo! Si consigues derrotarlos a todos, el prestigio de tu Gimnasio aumentará, haciendo que sea más difícil que sea derrotado por otro equipo.

¡Combate contra Pokémon en un Gimnasio que ya controle tu equipo!

Cómo atacar Gimnasios

Usa tus propios Pokémon para retar a los Gimnasios reclamados por otros equipos. Con los Pokémon que hayas atrapado, entra en combate contra los Pokémon defensores del Gimnasio para hacerte con el control.

¡Los combates son desafíos emocionantes! Usa los dos movimientos de tus Pokémon para combatir contra los Pokémon defensores. También puedes esquivar los ataques de los Pokémon defensores deslizando el dedo a izquierda o derecha.

Si el prestigio del Gimnasio llega a cero, el equipo defensor pierde el control del Gimnasio, y tú u otro jugador podéis, entonces, tomar el control asignando un Pokémon para protegerlo.

Puede que tengas que combatir contra el mismo Gimnasio varias veces para derrotarlo del todo.

Cómo defender Gimnasios

Asigna un Pokémon a un Gimnasio ya controlado por alguien de tu equipo para que la defensa del Gimnasio sea mejor. Cada Pokémon añadido por un miembro del equipo hará que sea más difícil para el Entrenador rival derrotar tu Gimnasio. Recuerda que solo puedes dejar un Pokémon por Gimnasio, ¡así que pídeles ayuda a tus amigos!

¡Tu Pokémon se quedará en el Gimnasio, preparado para defenderlo de cualquiera que venga a hacerse con su control!